Blogia
Plumabierta Espacio Digital

SuBiR, bAjAr... C'eSt La ViE

SuBiR, bAjAr... C'eSt La ViE

Carta te debo, Otoño, y carta te escribo.

 

Caen las hojas amarillentas de los árboles sobre la tierra que camino y el ruido del agua del arroyo complace mis sentidos… y seguramente… no encuentre rumbo para este barco que navega por este mar de mañanas sin despertares… y seguramente…

 

        ...seguramente nos olvidamos que los que nos rodean no son todo el mundo, pero es nuestro mundo y a veces nos cuesta separarnos de parte de nuestra vida aunque sea una semana, un mes o un tiempo definido, por que nos da la sensación de que el fino hilo que nos une, a lo que queda de lo que era nuestro mundo, pueda romperse definitivamente cuando vuelvas a mirar a los ojos de los que dejaste y no te encuentres. 

 

        El mundo sigue girando para todos nosotros, y nuestro mundo inevitablemente se va fragmentando, aunque sigas unido por lazos invisibles de sentimientos, de amistad, de caballerosidad o honor a amigos, familia, amores... el camino no siempre une todo aquello que quisieras llevar contigo, aunque tengas un espíritu aventurero fuerte o ese espíritu aventurero sea impuesto, al final cuando caminamos y miramos a nuestro lado siempre echaremos en falta a alguien; y los momentos que pasemos aunque los demos por buenos siempre pensaremos que si hubiera estado fulano o mengano serían perfectos.

 

        Los amigos perduran, siguen siendo fieles y acudiendo a tu llamada, pero cada vez con menos frecuencia. Y es que el tiempo se nos viene encima, las obligaciones van teniendo preferencia sobre todo lo demás, se nos impone una vida que quizás pensemos que no nos toco vivir pero la estamos viviendo, y mientras tanto, se nos va escapando de las manos.

        Los mejores momentos se nos dan con cuenta gotas, y si te descuidas, no te das cuenta ni que están pasando. Los sentimientos hacia otras personas que forman parte de tu vida se guardan y no ves el momento de verlas para decirles, lo que hasta ahora nunca le habías dicho… ¿no se?... permítanme la melancolía…        

 

… serán estas primeras lluvias de este Otoño inminente, será la música que deleita mis oídos pero me pone el alma melancólica, será que me siento un poco ausente de todo y de nada, será que la mar esta alborotada allá donde este o la luna en su trayectoria se acerco más de la cuenta a la tierra, será que no te conozco y no te encontré, y por eso te busco en este día de Otoño… que más da si no fuera Otoño. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Mari -

Me encantaría saber de donde fue capturada la imagen que acompaña su bello texto sobre el Otoño.
Si la localizara en un resolución mayor la enmarcaria pues es una maravilla cromática.

erpereh -

¡Cuanta razón tienes! La vida se nos dá, transcurre, y si no reparamos en ella, se nos escapa.
Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres