Blogia
Plumabierta Espacio Digital

THE HOST (2006)

THE HOST (2006)

The Host es un largometraje surcoreano, tercero del director Bong Joon-Ho, que por fin, después de tres años, he tenido la oportunidad de ver.

Oí hablar de él en su momento, pero apenas pude hacerme una idea de que tipo de película era realmente. La nombraban en televisión por su éxito en los festivales cinematográficos, aunque parecía sólamente que se trataba de una nueva película de terror sobre una gigantesca criatura, al más puro estilo Godzila, que va arrasando por doquier y sin dejar títere con cabeza. De esas hay muchas, pero tan buena acogida por la crítica, pensé, sería porque aportaría algo que la distinguiera de las demás del género.

Efectivamente, no me equivoqué en mi suposición, pero me sorprendió con creces.

The Host es una película que durante sus dos horas de metraje, desde el primer minuto, captó mi atención y no pude apartarla de la pantalla en todo el tiempo.

No es sencillamente una película de terror o de cine fantástico. Como en cualquier buena obra del género, ya sea cinematográfica o literaria, el elemento fantástico es un pretexto para dar paso a ciertas reflexiones que inquietan al autor, en muchos casos reflexiones políticas o filosóficas (veánse, si no, Alien, Blade Runner, Matrix o El Increíble Hombre Menguante, por citar sólo algunos ejemplos). Sin profundizar en las cuestiones que podría tratar la película, sólo citaré que el valor de la familia unida, la crítica a la despreocupación del Gobierno ante los problemas (y las tragedias) de los ciudadanos, o la agresión al medio ambiente serían algunas de ellas.

Pero no queda ahí la cosa. Por las salas de cine han pasado multitud de películas de este género en las que supuestamente se pretendía invitar a la reflexión, pero lo hacían tan explícitamente, que subordinaban los personajes al mensaje, resultando un producto simple, y quedando dicho mensaje reducido a una mera excusa para justificar la presencia de doscientos mil efectos especiales.

No es el caso de The Host. The Host es una película donde los personajes están muy bien construidos, y con los que el espectador conecta fácilmente a pesar de que son un tanto atípicos. Es una película que lo mismo te hace reír, que te hace llorar, que te hace pasar miedo, y en las que hay magníficas escenas de acción.

De hecho, lo que llama poderosamente la atención de este largometraje es la facilidad con que pasa de un género a otro (comedia, drama, terror) sin que afecte a la historia que nos está contando. Quizás la excepción estaría en la secuencia del polideportivo, justo después del primer, feroz y espectacular ataque del monstruo. Me quedé, como decimos en mi tierra, "con la cara partía", y sinceramente, no sé si fue acertado o no cambiar tan radicalmente de registro, y dentro de la misma secuencia. Quizás fuese una muestra más de maestría, pues como os digo, pasó de la tragedia a la comicidad sin apenas darme cuenta. Ves a unos personajes llorando ante la pérdida de un ser querido, y te conmueven sinceramente, quieres llorar con ellos, pero sin saber muy bien cómo, el llanto deviene en un número más propio de payasos de circo que otra cosa. Como dije antes, me quedé "con la cara partía".

Los actores, cuyos nombres, debido a mi falta de costumbre, soy incapaz de memorizar, están sensacionales todos. No es fácil hacer creíble una historia con los cambios de registro anteriormente mencionados si no se cuenta con un gran plantel de estupendos actores.

Los efectos especiales. En mi opinión, los efectos especiales deben estar al servicio de la historia que se cuenta, y no al contrario, como por desgracia sucede en la mayoría de los casos. En The Host los efectos especiales cumplen su cometido, no se abusa de ellos. La criatura está muy bien lograda.

No desvelaré nada sobre el argumento, prefiero que la veais sin conocerlo, como ha sido mi caso. Lo mejor que tiene es que te mantiene inquieto, pues desde el principio sabes que puede pasar absolutamente cualquier cosa. Aunque debo advertir que quien vaya buscando una película llena de explosiones e interminables escenas de acción se va a dar con un canto en los dientes, pues ésta no es en absoluto la película que estaría buscando. Por cierto, si decidís consultar en Wikipedia, no leáis el argumento, lo desvelan absolutamente todo, incluso el final, y sería una lástima.

Para terminar, decir que en la película hay secuencias realmente conmovedoras. A destacar la del primer ataque del monstruo, que aparece reflejada en el cartel promocional: Ver, a cámara lenta, la impotencia y la desesperación de un padre que presencia como una gigantesca criatura corre detrás de su hija hasta atraparla, es algo que te toca muy dentro. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

erpereh -

¿ya hace tres años?
se me acumula el trabajo, je,je
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres